Las tecnologías son la palanca de cambio hacia un modelo de salud colaborativo

Con motivo de su próxima participación como ponentes del I International Workshop on Participatory Health Informatics, y como preámbulo de sus intervenciones, Rosa Baños (Universidad de Valencia), Jelena Mirkovic (Oslo University Hospital) y Fernando Martin (Instituto de Salud Carlos III) han querido compartir su visión sobre la realidad de la Salud Digital y de una de las tendencias más novedosas que centrará el debate del evento: Participatory Health Informatics.

Durante la próxima semana, del 4 al 8 de junio, expertos de distintas nacionalidades se darán cita en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla para celebrar esta primera edición del International Workshop on Participatory Health Informatics. Un evento que organiza la mencionada ETS de Ingeniería Informática junto con Salumedia Tecnologías y Oncoavanze, y que cuenta con la participación de tres proyectos europeos (CATCH, CHESS y ENJECT) y la cofinanciación de fondos europeos del programa Horizon2020.

La Salud Digital, etapa de crecimiento y expansión

Como punto de partida previo al inicio del International Workshop, tres de los ponentes, Rosa Baños, Jelena Mirkovic y Fernando Martín, han aportado algunos detalles sobre la situación y el futuro de la salud digital.

Los tres expertos coinciden en que la salud digital es una realidad, y no se puede considerar como algo de futuro sino del presente. Se encuentra en una etapa de crecimiento y máxima expansión. Actualmente, se está avanzando y trabajando mucho para conseguir criterios objetivos que avalen la utilidad en salud de estas tecnologías, por lo que cada vez es más habitual encontrar investigaciones de calidad sobre la materia. Sin embargo, mientras que algunos consideran que muchos de esos estudios demuestran la eficacia y rentabilidad en todas las áreas de la salud, otros, como es el caso de Fernando Martín, consideran que es insuficiente la evidencia científica actual.

Asimismo, entre las barreras de la evolución de la salud digital destacan la complejidad de fusionar el mundo digital y tecnológico con los sistemas de salud tradicionales. Esta situación se aplica tanto en “el diseño, desarrollo y evaluación de los sistemas y servicios de salud digital innovadores, como en su implementación, integración y uso en la vida cotidiana de pacientes y proveedores de atención médica”, asegura Jelena Mirkovic.

Rosa Baños hace mayor hincapié en la fase de implementación, al destacar que “la velocidad del desarrollo tecnológico es muy rápida, pero el ritmo al que las soluciones tecnológicas se traducen en la realidad de todos los administradores, profesionales, pacientes y usuarios de la salud, es aún lento”.

Hacia una medicina participativa

Las tecnologías digitales aplicadas en salud, como redes sociales, aplicaciones, wearables, servicios al consumidor y otras tecnologías, facilitan el impulso hacia un modelo de salud colaborativo entre el paciente y el profesional sanitario. “El objetivo final es facilitar procesos compartidos en la toma de decisiones que tengan en cuenta las preferencias de los pacientes”, afirma Fernando Martín.

La participación y colaboración activa de los distintos agentes implicados (profesionales, pacientes, familiares y cuidadores) a lo largo del proceso de salud presentan un pilar clave de cualquier sistema sanitario que funcione de forma adecuada.  La tecnología tiene un “gran potencial para apoyar estas prácticas y contribuir a generar un conocimiento más sólido, así como evidencia sobre los procesos y su efectividad. El área de Participatory Health Informatics puede desempeñar un papel muy importante en la asistencia sanitaria”, comenta Mirkovic.  De ahí, que sea uno de los más relevantes de la Salud Digital y tenga grandes previsiones de crecimiento en el futuro.

Necesidades para el impulso

Para poner en práctica y explotar estas tecnologías en salud, Rosa Baños y Jelena Mirkovic ponen el foco en dos agentes del sistema de salud. Para Mirkovic, resulta relevante impulsar un nuevo modelo de sistema de atención sanitaria dirigido a “facultar a los pacientes para que asuman un papel más activo en su proceso de atención y cuidado centrado y colaborativo”.

La doctora Baños considera esencial formar a los futuros profesionales e investigadores en aplicaciones y soluciones de tecnología de la salud. “Este área es genuinamente inter y multidisciplinar, por lo que es muy importante formarlos para que sean abiertos de mente, dispuestos y capaces de comunicarse con diferentes campos de conocimiento”, concluye.

Por su parte, el profesor del Instituto de Salud Carlos III destaca que la evolución y crecimiento de la salud digital debe basarse en una mayor investigación, en el establecimiento de estándares y en “la producción de conocimiento y evidencia científica que asocie intervenciones de salud digital con resultados de salud positivos”.

I International Workshop on Participatory Health Informatics

Por la temática y los ponentes que recibe, esta primera edición del International Workshop on Participatory Health Informatics está en línea con los debates internacionales más recientes en el ámbito de la salud. Por ello, acoger esta primera edición sobre Participatory Health Informatics supone un gran reto y oportunidad para dar visibilidad al sector en Sevilla y Andalucía.

Este foro, dirigido principalmente a estudiantes de doctorado o con título de Master, será un punto de encuentro y trabajo en torno a una nueva línea de investigación tecnológica en el ámbito de la salud denominada Participatory Health Informatics. Junto con interesantes Keynotes, dentro del programa destaca la celebración de un Hackathon, así como sesiones de mentorización, demos de iniciativas de la región y una mesa redonda. A través de este programa, los participantes tendrán una excelente ocasión para conocer de primera mano algunos de los proyectos participativos de salud más avanzados.